Senda Costera Pendueles – Llanes… recorrido ideal para contemplar maravillosos parajes del litoral llanisco.

Senda Costera Pendueles – Llanes

Itinerario: Pendueles – Vidiago – Andrín – Cué – Llanes

Ruta Lineal

Dificultad: Media – alta (por la distancia y el desnivel del terreno)

Distancia: 16,6 km

Duración: 4-5 horas

Niños: Si están acostumbrados a caminar

Descripción:

La senda parte del núcleo de Pendueles y se orienta hacia el oeste. A unos 100 m se desvía a la derecha, discurriendo en un tramo llano a través de praderas hasta el kilómetro uno. Después se acomete una acusada pero breve pendiente de bajada hasta el arroyo de Novales, que se cruza mediante una pasarela, para después bordearlo hasta la llegar a la playa de Vidiago.

En este tramo se pueden observar los restos de un antiguo horno de cal, y un abrigo prehistórico en el que fue hallado un conchero. También se puede apreciar un frondoso arbolado de ribera.

Tras tomar la carretera de acceso a la playa, la senda se desvía a la derecha siguiendo un trazado sinuoso con pequeños repechos, por un entorno de praderías.

Una desviación a la derecha, sobre la línea de FEVE,( kilómetro cuatro del recorrido) permite acceder al núcleo de Vidiago y en torno al kilómetro cinco, hay otra desviación a la derecha que conduce al núcleo de Puertas de Vidiago.

A continuación la senda se acerca a los acantilados costeros, alcanzando en el kilómetro cinco y medio, los Bufones de Arenillas, un conjunto de doce bufones declarados monumento natural por su singularidad geológica. Con la mar viva se pueden ver sus fumarolas de espuma blanca y escuchar sus bufidos.

Tras dejar los acantilados la senda atraviesa densas plantaciones de eucalipto hasta llegar al mirador sobre el río Purón, desde el que se puede apreciar la belleza de su desembocadura, designado lugar de importancia comunitaria para formar parte de la red europea Natura 2000. Destaca su arbolado de ribera y la presencia de especies de alto interés en su curso, como el salmón o la nutria.

El río Purón se cruza por una pasarela singular de madera laminada, luego se asciende en ligera y continuada pendiente, hasta el núcleo de Andrín, en el kilómetro ocho y medio.

Se aprecia un bonito paisaje rural en el que se alternan bosquetes y prados con cierres de piedra y abundante vegetación en las lindes, entre la que abundan magníficos ejemplares de encina. Desde Andrín se puede tomar la desviación hacia la playa de Andrín, al este, a unos 1.200 m de distancia. La senda prosigue por un sobreancho de la carretera LL-2, protegido con balaustrada de madera, hasta llegar al mirador de La Boriza. Desde aquí se puede observar una extraordinaria vista de los acantilados costeros y del núcleo de Cué, la playa de Ballota y la villa de Llanes, teniendo como fondo la sierra de El Cuera.

La senda cruza la carretera LL-2, en torno al kilómetro nueve y medio, y discurre por la vertiente norte de La Cuesta de Cué, justo por debajo del campo de golf. En torno al kilómetro trece se alcanza La Capilla del Cristo.

En el tramo Mirador de La Boriza – Capilla de El Cristo predomina el matorral y, aunque los puntos inicial y final se encuentran aproximadamente a la misma altitud, existen fuertes repechos. Se puede apreciar una detallada vista de las playas de Toró y Cué y de los espectaculares «Cubos de la Memoria».

Se desciende a través de un bosque de robles, castaños, fresnos y arces hasta alcanzar la carretera local que conduce al cruce con la carretera LL-2, en el núcleo de Llanes, y donde se sitúa el cartel de finalización de la senda, aunque la misma está señalizada hasta la playa Toró.

Nota- En Llanes se puede tomar el tren de vía estrecha de regreso al punto de partida

Consultar horario Llanes- Pendueles aquí)


También te puede interesar

SI TE HA GUSTADO, COMPARTE...

Leave a Comment

Your email address will not be published. All fields are required.